domingo, 21 de septiembre de 2008

Lunas 3

Hoy me vienes a silvar a la ventana
mi querida y redonda cara
de dulce y miel que derramas
no puedo ver mas que un espiritu
que desde mi ser alegra
el viento con la lejania
de un chiflido especial.
Ahora el susurro de la hojas
hace que empiece a temblar
el ominoso ancestral
que siempre espera en la vuelta
como temiendo un angel de final
como queriendo un demonio de inicio.
Y comienza a arder la gloriosa
antorcha de fuego vivo
hace que lo que había muerto
quiera resistir y revivir
como buscando al ancentro
como buscando un anciano
que le de consejo y comprensión
más ahora que podemos pensar
ya no queda nada, nadita
todo es tan controversial
todo gira en la vera de hoy
todo deja luz a un mañana.

Darío Olguín

sábado, 20 de septiembre de 2008

Amarres

Mientras me quieras soltar
mis manos son una pieza
de artesania cultural
que hacen manos sabias
que crean el nuevo hoy
forjando desde ayer.
Y mientras me quieras tomar
no queda alegria
en la sin tristezas
que logran mas alla
de un peso con centavos
en toda navidad.

Darío Olguín

viernes, 19 de septiembre de 2008

Lunas2

Incitame violencia
que de tanto pensar
puedo poner un par de pilas
a calentar en la estufa
mientras que en la mesa
puede que haya un buffete
de carnes sin cocer
y verduras sin lavar,
todo puesto con manos que labraron
un camino y un sendero
en el cual no hay balcones
ni un descanso a media escalera
para que el perdon sea innecesario.
Curioso espacio en que pensar
lo que lleva de uno a otro lado
y hace desvariar a todo galope
y de rayo en rayo bajo lluvias
el golpe de una extraña
y blanca luz matinal
que no no deja de desbordar
su sonrisa perla en mi
y ese recuerdo hermoso
amoroso y redondo
de una madre llamada luna.

Darío Olguín

jueves, 18 de septiembre de 2008

Lunas1

Y ver como arde
en la noche sin fin
aquel enamorado insecto
que de la luna
quería tener descendencia.
Hoy le ha mirado la suerte
con un poco de burla
y en su desdichada desgracia
hizo reir a un jabali
que daba cuenta del recuerdo
de un venado cola blanca.
Vale, vale insecto
es hora de despertar
qeu de tant dormir
querías a la luna enamorar
y de un beso todo en ella tragar.

Darío Olguín

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Corazón sin smug

HAy veces que me suena
el reloj como si las manecillas
cayeras sobre mi
en su segundo a segundo
oprimiendo hasta ahogar
alguna vez el repirar poco
deja una burbuja de esperanza.
Puede ser una lenta letra
más triste que un gris pesado
en el cielo oscuro y desolado
que deja pensamiento de que
hasta el firmamento llora
por todo lo que le hacemos
por lo que decimos pisando
entre basura nuestra vida.
Puede que hoy al dia siguiente
me leventa de la cama
tome una pistola
amenaze al mundo
y mate a la inhumana
contaminación del corazón
que a muchos no deja amar.

Darío Olguín

martes, 16 de septiembre de 2008

El corazón de una mordida

A que me como tu corazón de una mordida
y me llevo tu sabor en los labios
a que los guardo en sabor manzana
para el deleite de los sabios
y que a cualquier cambio
pueda subsanar las envidias
y volver a robar pegado a tus abios
un rico beso hoy sabor durazno
que de la miel que derrocha
ese osculo inesperado
mordere tus carnosos labios
y dejaré mis jugos en ti descansando
cómo es la aurora dando paso a diario
al sol que crece en el cielo raso
a que te robo un beso
entre miel y azúcar
a que me quedo una vida
e n vivir saboreando
lo que entre día y día juntos
de luz sin algún horario
a que sin que tu te enteres
te robo en corazon en una mordida
y de paso me quedo siempre entre tus brazos.

Darío Olguín

lunes, 15 de septiembre de 2008

A que no...

A que no te cuento
lo que no sepas
lo que te he dicho
hoy mientras soñaba.
A que no piensas
ni un tantito
en lo que ayer te dije
y no esperabas.
A que no juegas
como cuando niña
a que un principe azul
te veia y enamoraba.
A queno te enteras
que espero en tu ventana
como rayo de luna
para estar entre tus sabanas
y decirte al oido
de poco a poquito
lo que en la noche
te esperaba.
A que no piensas
aunque sea un momento
en por qué me detengo
cada que me pasas
por un lado del hombro
como la sombra que he sido
desde tu lnda estampa
que me figura entre un sol lejano
como un fiel segmento
de lo que en la alborada
puede que te espere
cada mañana.
A que me saboreas
como un chocolate
a que yo en las noches
te imagino en fragancia
que me quedo el perfume
de la ultima tarde
en que saboreé tus besos
que recuerdé tu sabor tabaco
o el pasar de un chicle
en medio de un parque
mientras que en la espera
se saboreaba un color
que sólo espera volver a amarse.

Darío Olguín

domingo, 14 de septiembre de 2008

Reflejo

Y si me das un respiro
algo así cómo un poco de aire
una atmosfera de no estar
recuerdas que no estoy presente
¿por que el espejo hoy no quiere hablarme?
Está sospechoso por callado
este tipo enfrente me esta callendo mal
que le caeré a golpes,
creo que el adivina lo que pienso,
pensaré más bajito,
que creo que no puedo tener más rabia,
ea tu el de enfrente
quita tu sonrisa estúpida y contesta;
te burlas de mi,
pero ni imaginas la que te guardo
y preparo que hoy estu ultimo día
que hoy dejaré todo atrás
que no tendras más aliento
te quitaré hasta el ultimo cabello
y me reire después
de ser tan idiota
como para pelear con el espejo.

Darío Olguín

sábado, 13 de septiembre de 2008

Poca lluvia

Y pa la tierra
que hoy hayque festejar
entre un millon de flores
dejar que aparezca el viento,
hoy hay un norte
quien trae bandera
para poner multicolores
entre las dos tierras.
Saca un par de prismaticos
y enseñame el tecnicolor
que desde otra era
siempre he sido
en vida monocromático
y en persona dúotono.
Vale que no preocupe
si mi madre grita
es tan sólo una llamada
a un desayuno más
con la realeza más grande
llamada familia.

Darío Olguín

viernes, 12 de septiembre de 2008

tic.toc.tap

Y dónde tiempo
tic
o señor tiempo esperé un segundo
tic
ea ¿dónde me llevá?
tac
¿quien es eso?
tac
vamos que no llegamos
tap
que miedo se cierra
tap
ya no late
tic
vamos que se termina
uno, dos y tres
tac
y un segundo después
tap

Darío Olguín

jueves, 11 de septiembre de 2008

Salta y salta

Cómo la remota teoría
que yo no tengo sangre azul
hoy veo que no pasa nada
que a luna se tiñe en rojo
y el mar cada vez pierde
su turquesa azul
y empieza a ponerse de un pardo
que espanta a cualquiera,
donde queda entre grises corazón
donde guardaré un poco de mi razón
a quien se le ocurre colorear
un poco de mi vida
quieren tatuarme una sonrisa
en color carmín
mediante un chorreante beso
porque mejor no desangran mis ideas
y que un tosido cosa por dentro
las llagas que no quedan;
total algun día este musculo cardiaco
estará salta que salta
con la emoción
de latir junto a tu pecho
en una noche de mucha pasión.

Darío Olguín

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Recubre y sale

Y ahora que de corazón
traé una congoja
tal vez alguien hoy le tire un lazo
tal vez hoy no lo piense tanto,
quizá pida de un más allá
un final acercado.
Empiezan a salir espinas
de un alma que llorosa
cae de jardines
y así sin pudor en la espalda
comienza y camina,
cómo si un mundo pendiera de el
como si no fuera una soga en el cuello
la que empieza a hacer
que su respiración
se haga cada segundo más corta.
¿Y ahora que haremos todos?
El heróe de la novela
es quien ha decidido
que al final
de tan bueno que fue tan malo
y no le quedo más
que el ruin final de suicidar.

Darío Olguín

martes, 9 de septiembre de 2008

Alquimeras

Dime a dónde mirar
por qué en lugar de ocaso
hoy sólo la ocasión alcanza
para un par de zarparzos
de eso que de razón
y mucho más de corazón
dejan una huella
con un poco de lodo
para nunca olvidarnos.
¿Y qué día hay que actuar
ante la sombra?
Acasó no es que ella
deviese de temer
que voy cómo luz
que ilumina el corazón
de a quien yo más amó,
o temblar ante el halo
luminoso que cubre
desde mi frente
hasta mas allá de un después.
Dimé,
es que hoy no salió el sol,
que el agua se ha evaporado
que no quedan más que unos labios
de donde beber el sabor
que te de amor
y que a mi me de felicidad,
dónde quedo el tiempo
dónde dejaremos la distancia
de empezar a vivir todo juntos.

Darío Olguín

lunes, 8 de septiembre de 2008

Cantamé una canción

Cantamé una canción
que sepa decir que siento
que hable del corazón
que encierre la razón
y pise todo esto que desecho.
Cantamé una canción
que hoy no quiero dormir
quiero recordar
de que tus brazos son
de que tus ojos brillan
de que tu piel vibra
de que tus dedos trazan
de que hoy soy yo.
Cantamé una canción
de son al corazón
que recuerde cuando era pequeño
y mi mamá me dormía con su arrullo
y pueda sentir todo aquello
que era mas puro que vivir.
Cantamé una canción
que entre a mis sueños
que se quede fija en mi memoria
que haga de ella mi vida
que no encuentré más sentido
que sólo pensar en ti.
Cantamé una canción
que hoy quiero dormir
que hoy se que al morir
solo podré amarté a ti.

Darío Olguín

domingo, 7 de septiembre de 2008

Be free

Hay veces que bailar
es la rueba de ser un inutil
hay casos que pie derecho al frente
pie izquerdo hacia atras
hacen qeu todo el universo
confunda sus palabras
llegue a las intenciones
de que la mente sólo pide
clemencia ante el temor
de pisar al reves del derecho
que nunca supo
si era adelante o detras.
Cambia el canal
entre estrellas infinitas
puede ver en resoluciones
de una perfecta extraña
que grita a los cuatro vientos
la derrota de un invisible
que hoy al verse desnudo
no le queda mas que cubrir
su pena con el orgullo
de alguien más.
Empieza a masticar la tarde
al día y dí y día,
creo que esperaré a que pase algo
espero no erupte
puede ser demasiado complicado
para todos por aqui.
Es hora de dormir sin soñar
y ensoñar sin crear
es tiempo de ser más radical
que un caracol sin caparazón.

Darío Olguín

sábado, 6 de septiembre de 2008

Por el camino

Y cuando el olvido
comienza a no recordar
y hacer que el tiempo
haga estragos
entre las llagadas
y expuestas
escamas de tu ulcerado cuerpo
empiezas a repetir e invadir
que lo demas no existe
que quizá nunca te paso
que quizá nunca fuíste
y en un arrebato de ilusion
pueda cantar
como un avestruz sin domar
pero más parecido
al retrato de una gallina
que recien ha parido
un nuevo cascaron
con relleno de pollo.
Empieza la luz
resplandece entre mis púpilas
empiezo a largar para alejar
y asi poder tomar el camino
una vez más
hacia los brazos de la sin razón.
Rápidamente y letal como siempre
cruza una lluvia de meteoros
que como palabras iracundas
funden el extraño estaño
de un cobertizo que late
en látex diluyente
como si la vida pendiera de el
y del hilo del titiritero
que al frío titirá
y hace unas tiras
con la tela que maná
del portal de la tarde.
La sensación del sistema
a veces en stand by
otras en randomize custom
hace que la neurona
que destruye
ande floja
y no crea que creo
para poder crear
pero al saber que de creer
no trata de cavar
una nueva tumba
para no ir al más allá
desde el más aca
quizá un nuevo aullido de lobo
quizá sólo esperé
por un desafortunado beso
que le devuelva la calma
o quizá ya no espera nada
que la vida le debe más.

Darío Olguín

lunes, 1 de septiembre de 2008

Duele de noche

¿Y a dónde irá el tiempo?
Quizá pierda vereda
en cuánto no te veo,
simple me es cuando no te escucho,
dicen que los raspones arden
y las caidas causan fracturas
pero la realidad es que de noche dueles
y en las que las distancia hace locura
no sabes lo que pasa dentro
qe a veces es mejor ponerse en cero
que mañana empezar a recodar.
Ahora es tiempo que la almohada
sienta sobre ella la pesadez
de las ideas de no poder estar a un lado tuyo
y que sufra de mis pesadillas
por no abrazarte al dormir.
Ahora, me preguntas
¿Por qué ya no eres tan cursi?
Sólo pude responder d euna manera:
Por qué cada día duele más
que cada kilómetro
que separa tus brazos de mi cuerpo
y tus manos de mi espalda
y mis besos de tu cuerpo.
PRefiero no pensar de madrugada
duelen más la noches
por el simple hecho de pronto
cambiar el dolor
por el amor eterno.

Darío Olguín

Duele de noche

¿Y a dónde irá el tiempo?
Quizá pierda vereda
en cuánto no te veo,
simple me es cuando no te escucho,
dicen que los raspones arden
y las caidas causan fracturas
pero la realidad es que de noche dueles
y en las que las distancia hace locura
no sabes lo que pasa dentro
qe a veces es mejor ponerse en cero
que mañana empezar a recodar.
Ahora es tiempo que la almohada
sienta sobre ella la pesadez
de las ideas de no poder estar a un lado tuyo
y que sufra de mis pesadillas
por no abrazarte al dormir.
Ahora, me preguntas
¿Por qué ya no eres tan cursi?
Sólo pude responder d euna manera:
Por qué cada día duele más
que cada kilómetro
que separa tus brazos de mi cuerpo
y tus manos de mi espalda
y mis besos de tu cuerpo.
PRefiero no pensar de madrugada
duelen más la noches
por el simple hecho de pronto
cambiar el dolor
por el amor eterno.

Darío Olguín

SABRAS QUE UN DIA REGRESAS, NUNCA TE ALEJARAS; AQUI SE PIERDE EL MIEDO AL MAS ALLA